Los indicadores son señales de que una persona puede ser una víctima de trata.

Los indicadores o las señales de trata de niñas, niños y adolescentes (NNA) pueden basarse tanto en conversaciones e interacciones con las personas menores de edad (PME), como en la observación de su comportamiento, su apariencia o sus circunstancias.

 

Los indicadores ofrecen una orientación fundamental en la evaluación inicial para la detección preliminar, pero deben ser aplicados con cierto cuidado y precaución. Normalmente, hay varios indicadores presentes simultáneamente. Sin embargo, aunque sólo se detecte uno, la situación debe ser evaluada para determinar si la persona es una víctima potencial de trata o si se encuentra en alguna otra situación de vulnerabilidad o abuso.

La presencia de indicadores no significa que la trata de personas haya quedado comprobada más allá de cualquier duda; pero sí debe llevar a indagar e investigar más a fondo la situación y las experiencias de la posible víctima. Del mismo modo, la ausencia de indicadores no significa que la persona no sea víctima de este crimen.

Los indicadores que figuran a continuación son señales de que niñas, niños o adolescentes pueden estar sufriendo o haber sufrido explotación.

La presencia de indicadores debe llevar al grupo de profesionales a realizar un examen cuidadoso de la situación para determinar si la persona menor de edad puede ser una posible víctima de trata.

Indicadores de comportamiento

Se trata de comportamientos que NNA víctimas de trata de personas pueden mostrar mientras son víctimas, así como en etapas posteriores.

Estos indicadores tendrán diferente relevancia y utilidad dependiendo del rol que desempeñe la persona profesional y de la situación en la que esté interactuando con una niña, un niño o adolescente.

 

Indicadores de comportamiento

Signos de depresión o angustia (tales como ansiedad, apatía, llanto, desorientación, miedo y/o autolesiones).

Indicadores de comportamiento

Comportamiento que no corresponde con lo típico de personas de su edad.

Indicadores de comportamiento

Señales de intimidación y miedo.

Indicadores de comportamiento

Comportamientos autodestructivos (como el consumo de alcohol o drogas, la toma de riesgos desproporcionados).

Indicadores de comportamiento

Discusiones con los miembros de la familia, huir de casa o ser expulsadas del entorno familiar.

Indicadores de comportamiento

Comportamiento hipersexual inapropiado para su etapa de desarrollo.

Indicadores de comportamiento

Pérdida de memoria o confusión (como no recordar de dónde vienen o quiénes son sus padres).

Indicadores de comportamiento

Dificultad para respetar los límites, incluidos los horarios y las responsabilidades.

Indicadores de comportamiento

Dificultad para comunicarse. Ocultar información.

Indicadores de comportamiento

Somnolencia, dificultad para concentrarse, retraso en la escuela o en las actividades, baja motivación.

Indicadores de comportamiento

Historias que no se ajustan a la realidad o que parecen haber sido preparadas.

Indicadores de comportamiento

Expresar emociones negativas y autocrítica (como la ira por malas decisiones o la falta de confianza en su criterio propio).

Indicadores de comportamiento

Sospecha y desconfianza en aquellas personas que les rodean.

Indicadores físicos

Son aquellos que reflejan situaciones y experiencias (como la explotación) que han tenido un impacto en el cuerpo y en el desarrollo físico de niñas, niños y adolescentes. Las personas menores de edad víctimas de trata pueden presentar estos indicadores o pueden haber sido anotados en los registros médicos.

Estos indicadores diferirán en relevancia y utilidad dependiendo del rol de la persona profesional y de la situación en la que esté interactuando con una niña, un niño o adolescente.

Indicadores físicos

Moretones, cicatrices, huesos rotos u otros signos de problemas médicos no tratados, de restricción física, de confinamiento o tortura.

Indicadores físicos

Signos de haber sido privadas de comida, agua, sueño y/o atención médica.

Indicadores físicos

Lesiones o enfermedades crónicas que sean comúnmente causadas por el abuso y la explotación.

Indicadores físicos

Enfermedades de transmisión sexual.

 

Indicadores físicos

Pruebas físicas de violación vaginal, anal u oral.

Indicadores físicos

Abortos inducidos o espontáneos.

Indicadores físicos

Embarazos y/o hijos(as).

Indicadores físicos

Evidencia de consumo de alcohol o drogas.

Indicadores situacionales

Son indicadores que reflejan experiencias que la PME ha vivido en sus principales ámbitos de socialización (familia, escuela y comunidad, e instituciones) y que pueden ser un signo de explotación.

Estos indicadores diferirán en relevancia y utilidad dependiendo del rol de la persona profesional y de la situación en la que esté interactuando con una niña, un niño o adolescente.

Indicadores situacionales

Carecen de cuidado parental o de personas tutoras.

Indicadores situacionales

Manejan cantidades de dinero, ropa u objetos incompatibles con la economía familiar.

Indicadores situacionales

Son extranjeras, sin documentos y sin domicilio fijo en el país.

Indicadores situacionales

Son de nacionalidad costarricense y pasan tiempo con un(a) turista extranjero(a).

Indicadores situacionales

No cuentan con documentos de identidad.

Indicadores situacionales

Carecen de libertad de movimiento; no pueden abandonar la vivienda o el trabajo.

Indicadores situacionales

No tienen contacto con alguien ajeno a su situación.

Indicadores situacionales

Viven en su lugar de trabajo.

Indicadores situacionales

Se quedan en lugares vinculados a actividades ilícitas.

Indicadores situacionales

Están en condiciones deficientes (antihigiénicas o infrahumanas).

Indicadores situacionales

Deambulan o permanecen regularmente en la calle y en lugares públicos.

Indicadores situacionales

Son extranjeras y viven en Costa Rica sin familia ni persona tutora.

Indicadores situacionales

No asisten regularmente a la escuela o a las actividades propias de su edad.

Indicadores situacionales

Están en bares o clubes nocturnos acompañadas por adultos (generalmente hombres).

Indicadores situacionales

Son retenidas o están permanentemente acompañadas por un adulto.

Indicadores situacionales

Han recibido una oferta de trabajo o de estudios, pero no saben adónde van ni quién les ha contratado o hecho la oferta.

Indicadores situacionales

Alguien desconocido les ha proporcionado los medios o los documentos de viaje.

Indicadores situacionales

Están pagando una deuda.

Indicadores situacionales

Reciben amenazas (en persona, por teléfono o SMS, por correo electrónico, en Facebook, entre otros).

Indicadores basados en la comunidad

En algunos casos, puede haber indicios de situaciones de trata de personas en la comunidad que no están directamente relacionados con una posible víctima de trata con la que interactúa un grupo de profesionales.

 

Indicadores basados en la comunidad

Casas con un movimiento inusual de personas.

Indicadores basados en la comunidad

Hogares en los que viven personas menores de edad, pero que nunca salen.

Indicadores basados en la comunidad

Exceso de seguridad en las instalaciones.

Indicadores basados en la comunidad

Personas ajenas a la comunidad asociadas a actividades de comercio o explotación sexuales.

Indicadores basados en la comunidad

Concentración de mujeres o niñas de edades similares en el mismo lugar.

Indicadores basados en la comunidad

Grupos organizados o trasladados por terceras personas.

La presencia de indicadores debe llevar al conjunto de profesionales a realizar un examen cuidadoso de la situación para determinar si la niña, el niño o adolescente puede ser una posible víctima de trata de personas.

Estos indicadores no están diseñados para ser herramientas a la hora de entrevistar a una persona menor de edad, sino que señalan la necesidad de ponerse en contacto con el PANI en caso de que se presenten durante las interacciones con NNA.

En todos los casos en que NNA experimenten o corran el riesgo de sufrir algún tipo de daño, el PANI debe ser notificado y la persona menor de edad debe recibir información sobre la protección y atención que tiene a su disposición.

No todos los indicadores enumerados en esta página web estarán presentes en todas las situaciones de trata de NNA. Además, la presencia de cualquiera de estos indicadores no es necesariamente prueba de que existe una situación de trata de personas.

 

Los indicadores sirven como base para una investigación más profunda y no constituyen, por sí mismos, determinaciones concluyentes de que la persona sea víctima de trata de personas.

Los indicadores sirven como base para una investigación más profunda y no constituyen, por sí mismos, determinaciones concluyentes de que la persona sea víctima de trata de personas.

Desarrollado por The Warnath Group

 

El desarrollo de este Centro de Aprendizaje en Línea fue financiado a través de un acuerdo de cooperación con el Departamento de Estado de los EE. UU. Las opiniones, los hallazgos y las conclusiones que se exponen en este sitio son los del autor o autores y no reflejan necesariamente los del Departamento de Estado de los EE. UU.