¿Qué es la trata de niñas, niños y adolescentes (NNA)?

La Ley contra la Trata de Personas de Costa Rica (Ley 9095) define la trata de personas menores de edad como el promover, facilitar, favorecer o ejecutar la captación, el traslado, el transporte, el alojamiento, el ocultamiento, la retención, la entrega o la recepción de una o más personas menores de 18 años, ya sea dentro o fuera del país,  para explotarlas. Esto incluye:

Cualquier forma de explotación sexual, ya sea comercial o no

Trabajos o servicios forzados y otras formas de explotación laboral (incluyendo actividades ilícitas)

Servidumbre, esclavitud o prácticas análogas a la esclavitud

Matrimonio servil o forzado

Adopción irregular

Mendicidad forzada

Embarazo y/o aborto forzados

Extracción ilícita o el trasplante ilícito de órganos, tejidos, células o fluidos humanos

Cuando una víctima es menor de 18 años, no existe ningún requisito legal para demostrar o probar que la persona tratante utilizó tácticas (“medios”) para explotarla.

En la práctica, puede haber fuerza, coacción o manipulación de la persona menor de edad víctima de trata -y a menudo es así-, pero no es necesario que estas tácticas estén presentes para que una niña, un niño o adolescente sea víctima de trata de personas.

Una persona puede ser víctima de trata de NNA incluso si el caso es identificado hasta después de haber cumplido los 18 años. Si la persona era menor de 18 años en el momento en que fue captada, trasladada, transportada, alojada, ocultada, retenida, entregada o recibida con fines de explotación es, en sí mismo, hecho suficiente para que una situación constituya trata de NNA. Aunque una persona sea ahora adulta, si era menor de 18 años cuando se produjo la explotación, el caso puede ser considerado trata de NNA.

La trata de personas menores de edad puede suceder en cualquier lugar. El desplazamiento o el cruzar fronteras no son elementos requeridos en la tipificación del delito de trata de NNA. De hecho, es posible que haya algunos casos transnacionales, pero muchos no lo son. A menudo, este delito victimiza a niñas, niños y adolescentes costarricenses dentro de Costa Rica.

La trata de NNA puede suceder en el vecindario o el hogar mismo donde vive la persona menor de edad; se da tanto en entornos urbanos como rurales, y hay casos en todas las provincias de Costa Rica.

En Costa Rica es ilegal hacerles daño o abusar de las niñas, los niños y/o adolescentes.

Aunque alguien no sea víctima de trata de personas, puede ser víctima de otra forma de abuso o explotación.

En Costa Rica, todas las personas menores de edad tienen derecho a ser protegidas y a recibir ayuda y atención. Para ello, existen diferentes servicios.

Estos servicios están disponibles para todas las personas menores de edad, independientemente de que hayan sido o no hayan sido víctimas de trata.

Ver Mapa de servicios disponibles para niñas, niños y adolescentes víctimas de trata de personas en Guanacaste, Puntarenas y San José

Una persona menor de edad es cualquiera que no haya cumplido los 18 años.

Las personas menores de edad víctimas de trata en Costa Rica pueden ser costarricenses o extranjeras.

Las víctimas de trata de NNA pueden ser niñas, niños, personas transgénero o no-binarias.

Cualquier persona menor de 18 años que sea forzada a practicar la prostitución es una víctima de trata, sin importar que haya dado o no su consentimiento. De hecho, ninguna persona menor de edad puede dar su consentimiento o estar de acuerdo a participar en la prostitución o el comercio sexual.

La intención de explotar a una persona menor de edad para cualquier forma de trata es un delito (incluso si la explotación no llega a ocurrir).

Desarrollado por The Warnath Group

 

El desarrollo de este Centro de Aprendizaje en Línea fue financiado a través de un acuerdo de cooperación con el Departamento de Estado de los EE. UU. Las opiniones, los hallazgos y las conclusiones que se exponen en este sitio son los del autor o autores y no reflejan necesariamente los del Departamento de Estado de los EE. UU.