¿Qué es la trata de personas?

La trata de personas es un delito grave. En su esencia, este crimen implica la explotación, la cual puede adoptar muchas formas, como la explotación sexual y el trabajo forzado, la servidumbre e incluso la esclavitud.

 

En Costa Rica el delito de trata de personas está tipificado en la Ley 9095 (Artículo 5) de la siguiente forma:

[…] la acción en la que mediante el uso de las tecnologías o cualquier otro medio, recurriendo a la amenaza, al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder, a una situación de vulnerabilidad, o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra,

[…] promueva, facilite, favorezca o ejecute la captación, el traslado, el transporte, el alojamiento, el ocultamiento, la retención, la entrega o la recepción de una o más personas dentro o fuera del país,

[…] para someterlas a trabajos o servicios forzados y otras formas de explotación laboral, servidumbre, esclavitud o prácticas análogas a la esclavitud, matrimonio servil o forzado, adopción irregular, mendicidad forzada, embarazo y/o aborto forzados, o la ejecución de cualquier forma de explotación sexual […] o la extracción ilícita o el trasplante ilícito de órganos, tejidos, células o fluidos humanos.

En términos legales, la trata de personas que involucra a víctimas adultas consta de tres componentes principales: Acción + Medios + Fines.

Es importante señalar que el consentimiento de una víctima adulta a la explotación prevista o a la explotación que ha experimentado es irrelevante cuando se ha utilizado cualquiera de los medios descritos. 

Un área en la que comúnmente existe confusión es la relación entre la trata de personas y el tráfico ilícito de migrantes. El tráfico ilícito de migrantes, también conocido como coyotaje, es diferente a la trata de personas. A menudo se utilizan estos términos indistintamente, pero no son lo mismo.

Tráfico ilícito de migrantes

El tráfico ilícito de migrantes se refiere a facilitar el desplazamiento ilegal de una persona a través de una frontera a cambio de un monto de dinero u otro beneficio. El tráfico es un delito transfronterizo y no puede ocurrir dentro del territorio de un país. Es un crimen transnacional en todos los casos. El tráfico ilícito de migrantes es un delito contra las leyes migratorias de un Estado.

Trata de personas

En contraposición, el elemento clave de la trata de personas es la explotación de una persona. A diferencia del tráfico ilícito de migrantes, este delito no requiere ningún tipo de desplazamiento. No requiere cruzar una frontera y puede ocurrir dentro del territorio de un país. No siempre hay una ganancia en forma de una suma de dinero, pero siempre involucra la explotación de seres humanos para generar ganancias. La trata de personas es un delito contra la persona.

¿Quién puede ser víctima de trata de personas?

Cualquier persona menor de edad puede ser una víctima de trata de personas. Puede:

– Ser costarricense o de cualquier otra nacionalidad;

– Tener o no tener documentos de identificación (como cédula, pasaporte o visa);

– Estar viviendo con cualquier persona: familiares, amistades, solas o con personas que las explotan;

– Estar viviendo en cualquier lugar, ya sea en su propia casa, con amistades, en la casa de otras personas o en la calle;

– Identificarse como una persona transgénero o de cualquier otro género, LGBTQI+ o cualquier otra identidad o preferencia sexual;

– Cometer delitos o estar involucrada en actividades ilegales y a la vez ser víctima del delito de trata de personas.

Una persona es víctima de trata en función de la experiencia de explotación a la que ha sido sometida e independientemente de que sea identificada y acreditada formalmente como tal por las autoridades.

Una persona es víctima de trata independientemente de que se identifique, detenga, enjuicie o condene a la persona que le explotó e independientemente de cualquier relación familiar o personal que tenga con la presunta persona tratante.

Es importante evitar las percepciones erróneas – a veces fomentadas por los medios de comunicación – sobre quiénes son las víctimas de trata o qué aspecto tienen. La gama de víctimas de trata es en realidad bastante amplia. 

Diferentes factores pueden hacer que una persona sea vulnerable a la trata de personas. Estos factores están relacionados con las siguientes aspectos importantes:

Dentro de estas categorías, existen factores específicos de vulnerabilidad y riesgo, y pueden ser individuales o existir como una combinación en la vida de una persona.

Dicho esto, la vulnerabilidad es muy personal y específica del contexto. Es difícil identificar los factores de riesgo genéricos de la trata de personas, ya que son muy individuales, circunstanciales y contextuales. Y es peligroso generalizar en exceso, ya que esto puede significar el que se pase por alto algunos factores que hacen que ciertas personas sean vulnerables.

Es importante señalar que la vulnerabilidad o los factores de riesgo por sí solos no hacen que alguien se convierta en víctima de trata.

Además, no es necesario que existan o se identifiquen factores de vulnerabilidad o riesgo para que exista un delito de trata de personas. Las personas que no presentan ningún riesgo o vulnerabilidad identificables pueden ser víctimas de trata.

Las personas se convierten en víctimas de la trata porque alguien comete un delito contra ellas. Las personas que cometen estos delitos suelen dirigirse específicamente a sus víctimas y, en muchos casos, dedican mucho tiempo y esfuerzo a atraerlas hacia la explotación a la que las someten.

¿Quién puede ser una persona tratante?

Cualquier persona puede ser explotadora o tratante. Las personas tratantes pueden ser de cualquier género y de cualquier edad. Puede ser una persona desconocida o alguien que la víctima conoce y/o en quien confía (por ejemplo, un familiar, una amistad o un contacto de interacción personal o por medio de redes sociales, alguien de su barrio o escuela, o su novio o novia, entre otros). Las personas explotadoras pueden trabajar solas o en grupos.

Estas personas también pueden ponerse en contacto con sus víctimas directamente (por ejemplo, a través de amistades, en la escuela, en la comunidad, en casa o en eventos sociales).

Pueden además ponerse en contacto con sus víctimas en línea (ya sea a través de las redes sociales, el correo electrónico o por teléfono).

Desarrollado por The Warnath Group

 

El desarrollo de este Centro de Aprendizaje en Línea fue financiado a través de un acuerdo de cooperación con el Departamento de Estado de los EE. UU. Las opiniones, los hallazgos y las conclusiones que se exponen en este sitio son los del autor o autores y no reflejan necesariamente los del Departamento de Estado de los EE. UU.